La cocina creativa como ideóloga del sistema alimentario