JORNADA “EL RETO EMPRESARIAL EN EL SISTEMA ALIMENTARIO GLOBAL”

JORNADA “EL RETO EMPRESARIAL EN EL SISTEMA ALIMENTARIO GLOBAL”

RETO EMPRESARIAL EN EL SISTEMA ALIMENTARIO GLOBAL

El martes 28 de noviembre se celebró la jornada entorno  al “Reto empresarial en el sistema alimentario global” organizada por el Colegio de economistas y Fundación Triptolemos y que contó con destacados ponentes académicos y empresariales.

Abrió el acto del PROGRAMA el decano del colegio de economistas, y le siguieron unas intervenciones de reflexión en torno a la pregunta: “¿Podremos alimentarnos adecuadamente o nos hemos de preocupar de algo?”, por una parte del grupo de 40 autores que han participado en el libro “El Sistema Alimentario: Globalización, sostenibilidad, seguridad y cultura alimentaria” coordinado por Fundación Triptolemos y editado por Thomson Reuters, que desgrana en 27 capítulos  los retos y la complejidad tecnológica y emocional del Sistema Alimentario Global, con un enfoque poliédrico.

El decano se refirió a que la economía ayuda a ordenar los recursos disponibles al servicio de la población, y que en la situación mundial de desigualdades frente a la disponibilidad de alimentos los economistas se sienten interpelados. Le siguió José Arcas que se refirió a la misión de Fundación Triptolemos entorno al Sistema Alimentario y el papel clave de las empresas.

 

El Sistema Alimentario está influenciada por muchas más variables que otros sectores tradicionales: limitación de recursos (agua, tierra,…), variables geoestratégicas, influencias climáticas no previsibles, economía…….y variables sociológicas que se acentúan en el grupo de productos elaborados. Se añaden a estas incertezas los efectos de planteos ideológicos sobre alimentación y salud que se sitúan muchas veces fuera de los resultados de la ciencia comprobada. Este entorno configura una situación que presenta un reto a la Sociedad en todos sus aspectos, y al entorno empresarial al servicio de la misma.

Francesc Reguant analizó el escenario del Siglo XXI, la tensión entre las necesidades y los recursos y las consecuencias que se generan (corrientes migratorias, guerras, volatilidad de mercados…), y puso sobre la mesa soluciones basadas en la intensificación sostenible y enfatizando en la importancia de actitudes de responsabilidad, cooperación, solidaridad y flexibilidad.

El Profesor Abel Mariné lanzó interesantes mensajes y documentó con múltiples ejemplos entorno a la necesidad de innovar en nuestra dieta a base de alimentos normales, de que los alimentos nunca habían sido tan seguros como ahora pero resaltó de la dificultad que tiene en general la sociedad para aceptar esta realidad demostrable, y atribuyó la causa a la gran información no científica que circula, que provoca unas actitudes más emocionales que racionales, con perjuicio del propio consumidor.

El profesor Jarauta presentó el Índice Triptolemos que con un enfoque pionero, es un instrumento cuantitativo del modelo de sistema alimentario global desarrollado por la Fundación, que permite conocer la evolución, correlación y prospectiva de los parámetros del Sistema Alimentario definidos desde la disponibilidad (producción, tendencias de consumo y nutrición, económicos, de políticas (comercio internacional, legislación..) a culturales (gastronomía, formación, comportamiento …) Lo presentó con ejemplos de 12 parámetros en cuatro países.

El acto siguió  con las intervenciones  entorno a “Retos y responsabilidad de la actividad alimentaria en la formación de criterios sobre salud, seguridad y sostenibilidad a la ciudadanía: Efectos empresariales”.

Ramon Berengueras, Director General  BETARA, explicó la trayectoria de una empresa pequeña, vinculada al territorio, a la sostenibilidad y a la calidad, que en pocos años se ha convertido en la quesería catalana más premiada del mundo  y resaltó la importancia de la diferenciación de sus productos, puesto que “la población busca en el alimento una forma de obtener salud y satisfacción”.

Josep Pont  Consejero Delegado de International BORGES GROUP centró su intervención en dos ejes: la obsesión por la calidad, que hoy los correctos protocolos ya lo permiten, y la seguridad alimentaria de sus productos y denunció la inseguridad jurídica que padecen las empresas. Lo argumentó con ejemplos entorno al aceite de oliva y los problemas de objetividad que supone  la valoración organoléptica de los paneles.

Jordi Aymerich, Jefe de Seguridad y Sostenibilidad NESTLÉ España comentó el esfuerzo de su compañía en integrar el concepto global alimentario al trabajar no solo por la correcta alimentación (salud) sino para la satisfacción con sus productos a lo largo de toda una vida. Idea que genera asimismo entre sus áreas creativas y productivas para elaborar productos con esta finalidad.

Al final del acto se abrió un interesante debate con la participación de los asistentes, en el que destacó la necesidad de generar vías correctas de comunicación basadas en la racionalidad y en la ciencia en un tema tan básico como la disponibilidad de alimentos para una correcta alimentación, no solo para todos sino también con seguridad y confianza para el ciudadano. Esta es la línea con la que Fundación Triptolemos está comprometida.

Se cerró el acto agradeciendo a los ponentes y asistentes su presencia e invitándolos a degustar un aperitivo por gentileza de las empresas participantes.

 

Galería de fotografías